Año VI   CURSO 2015/2016   Departamento de Dibujo
Es un lugar donde los hombres se convierten en dioses
Teotihuacan

Por Rocío López Ayora y María Puerto Díaz, 4º ESO B

México es uno de los países privilegiados que cuenta con una gran herencia artística y cultural. -El arte mesoamericano fue producido en la zona que abarca gran parte de lo que es ahora el centro y el sur de México, durante un período de 300 años antes de la conquista de México que abarcó desde 1500 a.C hasta el 1500 de nuestra era.

México es uno de los países privilegiados que cuenta con una gran herencia artística y cultural. -El arte mesoamericano fue producido en la zona que abarca gran parte de lo que es ahora el centro y el sur de México, durante un período de 300 años antes de la conquista de México que abarcó desde 1500 a.C hasta el 1500 de nuestra era.

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Teotihuacan es una de las ciudades de la cultura mesoamericana. Al noreste del valle de México se encuentran los restos de esta ciudad, que fue una de las mayores ciudades prehispánicas de Mesoamérica.
Aún a día de hoy no se sabe con plenitud la identidad del pueblo que fundó Teotihuacan, pues la ciudad fue abandonada mucho antes de la llegada de los españoles a Mesoamérica.
El arte teotihuacano representa la cultura y el modo de vida de sus pobladores. Es un arte austero, un arte que demuestra en sus formas una gran sobriedad, todo muy apropiado para el lugar santo que lo recibía. Es de carácter simbólico, de un simbolismo muy amplio, que se diferencia bastante con otras artes mesoamericanas cuyos pueblos llegaron a representar muy gráficamente escenas de guerra (como en Cacaxtla) o retratos (como los mayas).
Un tema muy importante en el arte teotihuacano es culto al agua, elemento indispensable para una sociedad que se asentaba en un lugar árido y con poca agua, pero que dependía completamente de la agricultura.

La calzada de los muertos:
Fue el punto enérgico y central de esta ciudad. Mide 4 km de largo por 43 m de ancho. A lo largo de ella se encuentra gran variedad de edificios a izquierda y derecha, que están orientados 15º 30’ al este del norte astronómico, como ocurre con la mayoría de las construcciones de este lugar, su desembocadura es en la pirámide de la Luna. Pirámide de la Luna: Es la desembocadura de la calzada de los muertos. Los teotihuacanos la construyeron en un terreno más elevado que a la pirámide del Sol, para que aunque esta fuese más pequeña estuviesen a la misma altura. Está formada por cuatro pirámides superpuestas y grandes y anchos escalones. Su construcción data de 100 años después de la pirámide del Sol aproximadamente. Máscaras: La cultura religiosa Teotihuacana creía que si al fallecer sus muertos(exclusivamente a los que hayan realizado hazañas importantes) se les ponía una máscara y se les enterraba con ella se les otorgaba el poder para transformarse en teutl, que son los héroes divinizados. Por eso los grandes señores enterrados en Teotihuacan fueron siempre provistos de máscaras y de esa manera podían acceder a una existencia heroica en la ultratumba. Una de las características de estas mascaras era que no representaban los rasgos especiales de cada individuo pero sí los rasgos generales de cada pueblo. Algunas de ellas estaban talladas en piedras muy duras y escogidas meticulosamente, y otras estaban hechas de piedras menos duras y pintadas o recubiertas con mosaicos de colores. Según lo que querían expresar seleccionaban los colores y los materiales: Turquesa, el color de Tláloc (dios de la lluvia y del agua). Rojo (coral), el color de Xiuhtecutli (dios del fuego). Negro, el color de Quetzal (Quetzal era una ave de plumaje maravilloso con plumas color negro en el centro y abajo de la cola. Es un nombre genérico y se suele referir al plumaje más que al ave en sí).

 

 

Para más información:
Arte Historia

Teotihuacan es una de las ciudades de la cultura mesoamericana. Al noreste del valle de México se encuentran los restos de esta ciudad, que fue una de las mayores ciudades prehispánicas de Mesoamérica.
Aún a día de hoy no se sabe con plenitud la identidad del pueblo que fundó Teotihuacan, pues la ciudad fue abandonada mucho antes de la llegada de los españoles a Mesoamérica.
El arte teotihuacano representa la cultura y el modo de vida de sus pobladores. Es un arte austero, un arte que demuestra en sus formas una gran sobriedad, todo muy apropiado para el lugar santo que lo recibía. Es de carácter simbólico, de un simbolismo muy amplio, que se diferencia bastante con otras artes mesoamericanas cuyos pueblos llegaron a representar muy gráficamente escenas de guerra (como en Cacaxtla) o retratos (como los mayas).
Un tema muy importante en el arte teotihuacano es culto al agua, elemento indispensable para una sociedad que se asentaba en un lugar árido y con poca agua, pero que dependía completamente de la agricultura.

La calzada de los muertos.
Fue el punto enérgico y central de esta ciudad. Mide 4 km de largo por 43 m de ancho. A lo largo de ella se encuentra gran variedad de edificios a izquierda y derecha, que están orientados 15º 30’ al este del norte astronómico, como ocurre con la mayoría de las construcciones de este lugar, su desembocadura es en la pirámide de la Luna.

Pirámide de la Luna.
Es la desembocadura de la calzada de los muertos. Los teotihuacanos la construyeron en un terreno más elevado que a la pirámide del Sol, para que aunque esta fuese más pequeña estuviesen a la misma altura. Está formada por cuatro pirámides superpuestas y grandes y anchos escalones. Su construcción data de 100 años después de la pirámide del Sol aproximadamente.

Pirámide del sol.
Es la pirámide más grande de este lugar y una de las mayores de la cultura mesoamericana. Se ubica en la calzada de los muertos, exactamente entre la pirámide de la Luna y la antigua ciudad de Teotihuacan. Iniciada en la etapa de Tzacualli consta de 63,5 metros de altura y en su cúspide una plataforma bastante irregular, aunque en su pasado contenía un templo y una estatua de un dios de grandes proporciones. Se creía que si al estar en la cúspide se pedía un deseo este se cumplía.

La Ciudadela.
Es un gran complejo arquitectónico que abarca un gran territorio, de forma cuadrangular, ocupa aproximadamente 160.000 m2 en ella se encuentran templos y construcciones religiosos como el Templo de la Serpiente Emplumada (Quetzalcóatl).

Templo de la serpiente emplumada.
Construida entre el 150 y el 250 d.C., su decoración compleja y sofisticada, mediante colores intensos, lo convierte en uno de los edificios más impresionantes de la época prehispánica. Y por tamaño es el tercero más grande de Teotihuacan después de la pirámide del Sol y la pirámide de la Luna.
Denominado anteriormente "Templo de la Rana", debido a que en su interior se conservaba un ídolo con forma de rana, según narra Fernando de Alva Ixtlilxóchitl en sus crónicas: "la rana del templo construido por el rey Mitl en Teotihuacán, era de esmeralda, la cual los españoles que vinieron a esta tierra la alcanzaron y dieron buena cuenta de ella".

Máscaras.
La cultura religiosa Teotihuacana creía que si al fallecer sus muertos(exclusivamente a los que hayan realizado hazañas importantes) se les ponía una máscara y se les enterraba con ella se les otorgaba el poder para transformarse en teutl, que son los héroes divinizados. Por eso los grandes señores enterrados en Teotihuacan fueron siempre provistos de máscaras y de esa manera podían acceder a una existencia heroica en la ultratumba.
Una de las características de estas mascaras era que no representaban los rasgos especiales de cada individuo pero sí los rasgos generales de cada pueblo. Algunas de ellas estaban talladas en piedras muy duras y escogidas meticulosamente, y otras estaban hechas de piedras menos duras y pintadas o recubiertas con mosaicos de colores.
Según lo que querían expresar seleccionaban los colores y los materiales: Turquesa, el color de Tláloc (dios de la lluvia y del agua). Rojo (coral), el color de Xiuhtecutli (dios del fuego). Negro, el color de Quetzal (Quetzal era una ave de plumaje maravilloso con plumas color negro en el centro y abajo de la cola. Es un nombre genérico y se suele referir al plumaje más que al ave en sí).

Para Saber más:

Wikipedia.

Youtube.

ArteHistoria.

Culturas Prehispánicas de México.