Año VII   CURSO 2016/2017    Departamento de Dibujo
Románico del Duero
LA CATEDRAL DE ZAMORA

Por Marta Diz Álvarez 3º ESO A

La catedral de Zamora dedicada al Salvador, se inscribe dentro del denominado románico del Duero, distinguiéndose por ser la más pequeña y la más antigua de las once de la Comunidad de Castilla y León



 


La Santa Iglesia Catedral es el edificio religioso, histórico y artístico más importante de la diócesis de Zamora. Recibe el nombre de catedral por ser la iglesia del Obispo.

También es centro de la vida litúrgica de la comunidad diocesana, en la que esta se reúne para edificarse a si misma mediante la escucha de la Palabra de Dios, la oración, la recepción de los sacramentos y la celebración de la Eucaristía. Iglesia tan singular está repleta de innumerables referencias históricas.

Fue declarada Monumento nacional por Real Orden de 5 de septiembre de 1889.

Forma.
Su planta es de cruz latina con tres naves de cuatro tramos, las laterales con bóveda de arista y la central de crucería simple. Los tres ábsides que tenía en origen fueron sustituidos por una cabecera gótica en el siglo XVI.

En el crucero se alza un cimborrio con un tambor de 16 ventanas sobre el que se levanta unas cúpulas de gallones revestidos con escamas de piedra y soportada con pechinas de clara influencia bizantina.

Es el elemento más llamativo, bello y original del templo, y un verdadero símbolo de la ciudad.

Antecedentes Historicos.
Zamora, situada sobre una meseta de indiscutible valor estratégico. Tras la invasión musulmana, la ciudad de Zamora fue abandonada hasta que en el 893 fue recuperada, reconstruida y repoblada por cristianos vasallos de Alfonso III, venidos estos del norte cristiano y de Al-Ándalus.

     
 

De las construcciones se harían cargo los toledanos, que levantarían defensas militares, iglesias, baños y un palacio regio... que llevaría a que en el 901 se dotara de obispado a esta ciudad, siendo nombrado Atilano su primer pastor.

Poco a poco la frontera será desplazada hacia el sur. Durante el reinado de Fernando I de León la frontera será definitivamente consolidada.

En el reinado de Alfonso VII, el edificio que servía de sede, San Salvador, seguramente levantado en el mismo lugar que hoy ocupa la catedral, parece que no reunía las condiciones necesarias, motivando que el rey en 1135 donase la iglesia de Santo Tomás para que provisionalmente hiciese las veces de catedral.

Entre 1150 y 1160 se documentan importantes mandas a la seo y nueve años más tarde, en 1169 ya hay documentación que corrobora la existencia de un templo románico.

     
 

Origen Y Construcción.

La construcción de la catedral se atribuye al obispo Esteban, sucesor de Bernardo, levantada seguramente sobre el local de la anterior y patrocinada por Alfonso VII de León y su hermana, la infanta-reina Sancha Raimúndez.

Tradicionalmente se ha admitido que la fábrica se alzó de un solo tirón en tan solo 23 años (1151-1174), como parece atestiguar un epígrafe situado en el extremo norte del crucero en el que se copiaron otros más antiguos referentes a la breve historia de la catedral y epitafios de los tres primeros obispos.

Descripción.

El templo románico, tiene planta de tres naves, en origen tres ábsides, que debían ser parecidos a los de la colegiata de Toro y que se sustituyeron en el siglo XV por los actuales góticos y un crucero poco marcados en planta.

Los transeptos se cubren con bóvedas de cañón apuntado, las naves laterales con bóvedas de arista capialzadas, y la nave central con bóveda de crucería tardorrománica o protogótica.

Sobre el crucero, apoyado internamente, se alza el cimborrio, que es un tambor perforado por 16 ventanas sobre el que se elevan las dos cúpulas, una interna semicircular, gallonada, y otra externa ligeramente apuntada.

Tiene planta de cruz latina, tres naves de cuatro tramos y tres ábsides que fueron sustituidos por una cabecera gótica en el siglo XVI.

El exterior se ameniza con cuatro cupulinos que sirven para reforzar las esquinas y cuatro frontones hacia los puntos cardinales que apuntalan la bóveda. El elemento más destacado del templo y un auténtico símbolo de la ciudad.

     
 

Retablos mayores.

Cuatro han sido los retablos mayores que ha tenido. El original románico fue sustituido por uno de estilo gótico hispano-flamenco, realizado por el pintor Fernando Gallego y su taller entre 1490 y 1494.

Epitafio de la Infanta Sánchez Raimundez.
En el muro izquierdo del presbiterio de la catedral se encuentra colocado un epitafio, compuesto entre 1620 y 1621 por Alonso de Remesal, en el que se afirma que la infanta Sancha Raimúndez, hija de la reina Urraca I de León y hermana de Alfonso VII de León, fue sepultura allí.

Capilla de San Bernardo.
Fue fundada a mediados del siglo XIV por el obispo Alfonso Fernández de Valencia con el propósito de destinarla a panteón privado. Dicho prelado falleció en 1365 y fue sepultado en ella.
En la capilla se venera desde 1835 la imagen del Cristo de las Injurias, procedente del desaparecido monasterio de San Jerónimo de Zamora.
Ddurante la Desamortización de Mendizábal, y durante la Guerra de la Independencia Española dicha imagen estuvo a punto de ser quemada por los soldados franceses, aunque fue rescatada por el canónigo Martín Pérez de Tejeda.

Portada del Obispo.

La Portada del Obispo es la única que se mantiene completa de las tres originales. Es junto al cimborrio la pieza más valiosa de todo lo románico de la Catedral de Zamora constituyendo un ejemplo de decoración arquitectónica, sin apenas escultura.
Se divide en tres calles que a su vez están divididas en dos pisos, los inferiores contienen sendos arquillos con lo mejor de la escultura románica zamorana, uno, con San Juan y San Pablo y otro con una Virgen Theotokos. En el siguiente piso solo aparece una arquería ciega.

     
     

Para saber más

Web Oficial.
Románico zamorano.
Imágenes