Año I    CURSO 2010/2011    Departamento de Dibujo


La escultura ibérica por excelencia
LA DAMA DE ELCHE

Por Carlota Torres de la Rosa 2º E.S.O. A

 

Es un busto íbero tallado en piedra caliza que se data entre los siglo V y IV a.C. Mide 56 cm de altura y tiene en su espalda una cavidad casi esférica de 18 cm de diámetro y 16 de profundidad, que servía, para introducir reliquias, objetos sagrados o cenizas como ofrendas al difunto.

La pieza se encontró cerca de Elche (España), donde existe un montículo que los árabes llamaron Alcudia ('montículo') y que en la antigüedad estaba casi rodeado por un río.

Se sabe que fue un asentamiento íbero denominado Helike (en griego) y que los romanos llamaron Illici Augusta Colonia Julia.

Se descubrió el día 4 de agosto de 1897. Los obreros de la finca estaban realizando el desmonte de la ladera sureste de la loma de La Alcudia, con fines agrícolas. Manolico, un chico que ayudaba en las tareas, fue el verdadero descubridor.

El lugar donde se descubrió el busto de la Dama es hoy un yacimiento arqueológico donde se han ido descubriendo a lo largo de los años numerosas piezas de mucho valor, íberas y romanas, testimonios de aquellas civilizaciones.

 

Se exhibe en el Museo Arqueológico Nacional de España, de Madrid (España). Su indumentaria es totalmente ibérica. Lleva una túnica azul de fino lino, mantilla sostenida por una peineta (que puede parecer una tiara), que cae atravesada sobre el pecho. Esta mantilla era rojiza y en ella aún quedan restos de pintura gastados. Sobre la mantilla, un gran manto (albornoz) de tela gruesa y pesante la cubría. Era de color marrón con un ribete rojo. Los labios conservan también restos de su color rojo. Está hecha de caliza fina, naranja y la cara tiene el color natural de esta piedra, probable color natural de su tez.

La Dama lleva unas joyas características de los íberos: unas ruedas que cubren las orejas y que cuelgan de unas cadenitas sujetas a una tira de cuero que le ciñe la frente. Unos collares y coronas con esferitas y filigranas. Son reproducciones de joyas que tuvieron su origen en Jonia en el siglo VIII a.C. y que después pasaron a Etruria (Italia) .En los últimos análisis se descubrió un pequeño fragmento de pan de oro en uno de los pliegues de la espalda. Esto induce a suponer que las joyas de la escultura estaban recubiertas de pan de oro.

LUGARES DONDE INSTALARON A LA DAMA.
En el Museo del Louvre se instaló a finales de 1897 en la sala Apadana, en el Departamento de Antigüedades Orientales y fue bautizada como Dama de Elche. Allí se convirtió en una pieza estrella y fueron miles los visitantes que tuvo, muchos de ellos españoles. La II Guerra Mundial obligó por motivos de seguridad a trasladar gran cantidad de obras de arte en 1939. A la Dama le correspondió el castillo de Montauban cerca de Tolouse. Ya no volvería al Museo del Louvre.
Como resultado de las negociaciones entre los gobiernos español y francés en 1941 y producto de un intercambio de obras de arte la Dama de Elche volvió a España.

Este intercambio estuvo íntimamente relacionado con el hecho de la necesidad de reconstruir la Casa de Velázquez –institución francesa– en la Moncloa de Madrid, que había sido destruida durante la Guerra Civil.

En la negociación, España puso como condición para conceder a Francia el correspondiente permiso un intercambio de piezas entre las que la Dama estaba incluida. Francia tuvo que acceder.
La Dama de Elche se instaló en un principio en el Museo del Prado, para ser trasladada en 1971 a su ubicación actual el Museo Arqueológico Nacional. Regresó a Elche por primera vez en 1965 con motivo de la celebración del VII Centenario del Misteri. Estuvo catorce días. En otra ocasión se solicitó su préstamo temporal, pero no fue atendida la petición a pesar de las múltiples acciones, movilizaciones y actos que se realizaron. Se pretendía celebrar el Primer Centenario de su Descubrimiento, en 1997. Por fin, en 2006, mediante una cesión del Museo Arqueológico Nacional la Dama de Elche pudo contemplarse en el nuevo Museo Arqueológico y de Historia de Elche durante casi seis meses.

 

 

Para saber más:

Museo Arqueológico Nacional de Madrid
A fondo
Arte Historia
Wikipedia