Año X       CURSO 2019/2020                   Departamento de Dibujo
Con influencias Goyescas, Impresionistas y Realistas
Honoré Daumier: el retratista de la Francia del Siglo XIX

Por Daniel Bilbao Marcos 2º Bachillerato T, artes escénicas

Una breve pero concisa retrospectiva sobre Honoré Daumier, un artista no especialmente conocido hoy en día, pero muy respetado en su época. Caracterizado por su afilado pincel para la crítica y su habilidad y compromiso en la denuncia de la miseria y la injusticia. Su obra nos introduce de forma burlesca en la Francia del siglo XIX, con rigor, pero sin perder oportunidad para hacer queja de lo que en el momento se vivía y haciendo una exquisita síntesis de varias influencias de Goya, Impresionistas y Realistas.

El realismo es una corriente tanto artística como literaria que se inicia en el siglo XIX, anteponiéndose al Romanticismo y precediendo a su vez al Impresionismo. Este movimiento surge muy influenciado por la teoría positivista de Auguste Comte, que postula que el único conocimiento realmente válido es el que se consigue a través de los sentidos y con la experiencia. Podríamos entonces decir que el realismo es la práctica artística de esta filosofía. Lo que dota al movimiento de una serie de características concretas, como son el tratamiento de la luz de forma que exprese sentimientos del artista, además de dotar a los personajes de expresiones muy trabajadas. Otra de las características más notables por las que es reconocible el realismo es por sus temáticas. Denuncian con ellas la injusticia social de la época, y los problemas políticos del momento. Hablan sobre la gente corriente y sus preocupaciones, como veremos en el trabajo de Daumier.

Imagen izquierda: retrato de Daumier realizado por el fotógrafo Gaspard-Félix Tournachon (Nadar).

En cuanto a los artistas del Realismo podemos considerar que el inspirador de este movimiento fue Courbet, con obras como El taller del Pintor Por otro lado, la Escuela de Barbizón fundada por Theodore Rousseau fue la principal impulsadora del realismo. Sin embargo, el pintor murió en 1867 en presencia de su amigo, Millet que fue uno de los pintores máximo exponente del Realismo, por la expresión de la que dotaba a los personajes de sus obras y por su utilización de la iluminación para expresar sus sentimientos sobre el lienzo.

Gustave Cournet. El taller del pintor (L'Atelier du peintre) 1855.

Vida y Obra de Daumier:

Daumier nació en 1808 en Marsella, aunque estuvo poco tiempo de su vida allí, ya que a temprana edad se mudarían a París. Hijo de padres humildes, tuvo que trabajar desde joven para traer dinero a su casa en trabajos varios que no requerían gran especialización. Sin embargo, sus primeros pasos en el mundo del arte fueron a través de sus xilografías con las que ilustraba, sobre todo anuncios. En 1828 comienza a cambiar de técnica, pasándose a la litografía para comenzar a ilustrar en revistas. De esta época es por ejemplo su obra Nadar eleva la fotografía a la altura del arte, en la que vemos a el conocido fotógrafo y amigo de Daumier sobre un globo aerostático haciendo fotografías, así haciendo alegoría a que su fotografía es ya de carácter artístico. Como curiosidad, uno de las pocas fotografías que se conservan de Daumier es un retrato hecho por el mismo Nadar. En 1830 apunta su estilo hacia la caricatura, con la el cual empieza a publicar en revistas como La Caricature. Donde su obra toma tintes de fuerte crítica, lo que lo hace destacar entre la media por su habilidad para ello. Pero lo que también le juega una mala pasada, como veremos más adelante.

En 1832 entra en el periodo cumbre de su época al entrar al periódico Le Charivari. Destacado por su caricatura política. La cual al ser prohibida por el gobierno unos años después, hizo que el periódico se tuviera que centrar en la sátira de asuntos de la vida cotidiana. En cuanto a Daumier en esta época, empieza a codearse con otros importantes caricaturistas de la época, empieza a modelar bustos caricaturescos de yeso principalmente, satirizando las características físicas de los políticos de la época. Y, por último, uno de los hechos más significativos de su vida. La realización de la caricatura Gargantúa. Gargantúa y Pantagruel es una novela del siglo XVI francesa escrita por Rabelais en la que Un gigante glotón (Gargantúa) y su hijo (Pantagruel) corren cómicas aventuras. Por ello Daumier caricaturiza al rey de Francia, Luis Felipe I de Orleans como el gigante glotón de la novela, devorando sacos de oro que el pueblo obligado, le mete en la boca. Esto le costó la ida a prisión durante 6 meses. Lo suficiente como para que Daumier dejara de lado la crítica política hasta la revolución de 1848.

 Sin embargo, en este periodo hace también algunas de sus mejores obras realistas. Me gustaría hacer especial mención a su litografía Rue Transnonain en la que vemos una cruel imagen. Una familia asesinada en su cama, mostrando hombre mujeres y un bebé aplastado por el cadáver del que se interpreta, es su padre. Esta obra hace referencia a una masacre que hubo en 1834 en la que al llegar al reinado Louis Philippe hubo una enorme represión contra los republicanos, respondida equitativamente por ellos. Sin embargo, el levantamiento de los republicanos finalizaría con la masacre de los habitantes inocentes de una casa de la calle con el mismo nombre que el título de la litografía, pues no fue más que una muestra de poder por parte del rey.

En 1848 retoma la crítica política, en la que empieza a pintar apasionadamente con un estilo casi impresionista, pues comenzaba a perder la pista, lo que lo hizo tener que dejar la litografía y también provocó que su técnica en la pintura fuera casi impresionista, brusca y casi sin retoques. De sus pintoras son destacables El vagón de tercera clase, que por temática y tratamiento de la luz podríamos decir que es su obra más realista, pues cumple todas las características del movimiento. Como un ejemplo del acercamiento al impresionismo que tuvo Daumier me gustaría mencionar su obra La Lavandera en la que como vemos hay un tratamiento de la luz bastante impresionista y al fijarnos vemos que la pincelada comienza a ser más suelta y rápida. Entre otras de sus obras más conocidas encontramos sus Don Quijotes, que presentan bastante expresionismo, pues algunos de ellos se presentan sin caras olas composiciones son a través de enormes manchas de color. Y potros como Crispín yScapin, inspirados en una obra del dramaturgo francés Molière.

El vagón de tercera clase, 1864.

Finalmente murió en 1879, en Valmondois, en una casa prestada por un buen amigo suyo, ya que por aquella Daumier estaba prácticamente arruinado. 

 

Para saber más: